¿Qué entendemos por  sostenibilidad?

Sostenibilidad en arquitectura no significa adornar la sección con flechas de colores. Tampoco hacer crecer vegetación en fachada ni cubrirlo todo de paneles solares para que “parezca” sostenible. Sostenibilidad no es política, tampoco marketing para ganar concursos.

Sostenibilidad debe ser mucho más, y debe estar en la raíz de la idea para que de verdad sea eficiente. Aplicarla desde el primer trazo del dibujo, considerándola igual de importante que la estructura o la búsqueda de la calidad espacial. Sólo de esta forma podremos crear edificios eficientes, pero no sólo en energía, sino en habitabilidad. Promover edificios sanos que reduzcan sistemas activos costosos, que utilicen luz y ventilación natural, o materiales de baja huella ecológica. La consecuencia, el ahorro energético y económico pero sobre todo, el bienestar y la comodidad del usuario.

Demos un nuevo nombre a este proceso: el diseño medioambiental donde la energía más ‘limpia’ es la que no se consume.

¿Qué genera enmedio?

Enmedio es una factoría de lugares, que cree que el diseño medioambiental va inherente a la creación de espacios no sólo bellos sino eficientes, no sólo eficientes, sino también bellos. Es nuestra obligación como arquitectos ambientales convertirlo en un derecho universal para todos. Para ello, esta factoría tiene sus propios principios:

Es nuestro centro. Satisfacer las necesidades del destinatario y hacer lugares que les sean amables. Para ello, evaluar la importancia de cada parámetro medioambiental para cada espacio es fundamental para su  “bienhabitar.”

 

Amamos la arquitectura. Para crearla de calidad espacial y eficiente, sin añadidos, se debe pensar en la sostenibilidad desde la concepción de la idea, desde los primeros dibujos, para que aparezca en el diseño con naturalidad. Las medidas pasivas se optimizan en base a herramientas de cálculo y simulaciones, generándose un producto final que donde belleza y sostenibilidad convivan, con un costo controlado.

Mirar hacia atrás para aprender de lo que funciona bien, pero también mirar hacia delante y utilizar técnicas de vanguardia en simulación, y estar al día de lo que se cuece a nivel internacional.

Desde el masterplan hasta el detalle de carpintería. Queremos controlar todo. El diseño ambiental en la escala urbana no sólo permitirá confort en los exteriores, sino que influirá en el comportamiento de cada uno de los edificios que la componen.

 

La reutilización de espacios ya construidos de nuestras ciudades, aprovechar lo que ya existe para devolverlo a la vida con nuevos usos acordes con la demanda. Antes que construir de cero, ¿por qué no echar un vistazo a lo que ya tenemos?