Rehabilitación

mesoescala

Reutilizar frente a reemplazar. Volver a dar vida al stock de edificios que están a punto de alcanzar el final de su vida útil es ventajoso por varios motivos:

  1. Puede reducir los costos en la construcción.
  2. Conlleva una menor emisión de CO2, no sólo porque se evita producción y transporte de nuevos materiales, sino también la emitida durante la demolición y generación de desperdicios en obra.
  3. En caso de edificios históricos, los rescata de procesos de abandono y declive y revalorizan los centros históricos, y ayudan a recuperar la identidad local.

Reutilizar implica el previo entendimiento de estas realidades urbanas, con objeto de llevar a cabo una óptima rehabilitación en sus edificaciones en términos de eficiencia energética, especialmente si dicha intervención implica un cambio de uso respecto al original.

En este sentido, nuestros proyectos siguen la metodología EnerPHit del PassivHaus Institut.